Patakies I

 
Ile Ifa del Awo Ni Orunmila Obe Ate | Babalawos en CUBA | Guerreros (AYAGUNS )| Atencion a los Guerreros y al Awofaca | Collares (ELEKES)| Orula es quien determina el Angel de la Guarda "osa iroso" | Personajes de Nuestra Religion | Por que Elegua es Primero en Comer?| Fotos del Ile | Personajes del Mes | Imagenes| Noticias y Mensajes | Enlaces | Oshun Apeterbi de Orula | Obatala| Oshun| | Shango| Oggun| INLE| YEMAYA (Virgen de Regla-Juno) | | | Orishas Imagen | Patakies I | Respeto entre Oya, Shango y Oggun | 16 MANDAMIENTOS DE IFA| Miguel Ayala Valdez Miguelito ( OKALANQUE ) | Tomas Emilio Verenzuela (Ogbe Ate ) | LETRA DEL AÑO 2013 CASA DE IFA AWO OGBE ATE | Babalawos y Santeros Oficiantes | LETRA DEL AÑO 2013 CASA DE IFA AWO OGBE ATE | CONSEJOS para VENEZUELA y el ILE
 
Patakies I
 
 
LA PRIMERA TENTATIVA DE ESTABLECER UNA VIDA EN LA TIERRA.

Después de haber creado el Universo y contra el trasfondo de una serie de reglas y regulaciones, Dios desarrolló un plan para enviar a todas las divinidades a la tierra, aunque sin aviso previo Por lo que una buena mañana Dios llamó a su criada Arugba para que ésta se pusiera en contacto con cada una de las Divinidades en sus respectivos hogares y las invitara a que se presentaran en el Palacio Celestial temprano al día siguiente para cumplir una tarea especial.

A la siguente mañana Arugba se dispuso a salir muy temprano. Sin embargo, con anterioridad Dios había preparado un recinto especial equipado con diferentes implementos con los cuales él esperaba que las divinidades dieran cumplimiento a sus tareas en la Tierra. El mensaje de Arugba a cada una de las divinidades fue claro: "El Padre me ha enviado a invitarlo a usted para que se prepare para una tarea especial mañana temprano Usted deberá estar listo para salir a cumplir esta tarea tan pronto como reciba el divino mensaje; Usted se embarcará en la misión sin regresar mas a su casa.

La mayoría de las Divinidades interpretaron el mensaje de manera literal y no se molestaron en inquirir de sus propios consejeros o guardianes acerca de cómo cumplir la tarea que Dios les tenía reservada. Arugba visitó las casas de las divinidades en orden de antigüedad y esto significó que Orunmila, la más joven de las divinidades, era la última en ser visitada.

Mientras tanto, como Orunmila tenía el hábito de hacer una adivinación de situación cada mañana fue aconsejado por Ifa para que hiciera una comida en ese día particular en espera de todos los que visitarían su residencia. Cuando Arugba llegó a la casa de Orunmila, ya estaba muy avanzada la tarde. Como ella no había ingerido alimentos desde la mañana, ya estaba muy hambrienta. Antes de permitirle que le transmitiera el divino mensaje, Orunmíla le persuadió para que comiera. Ella comió hasta que estuvo satisfecha y entonces le dijo a Orunmila que Dios quería que él se presentara en el palacio al día siguiente junto con el resto de las Divinidades para una tarea especial.

En agradecimiento a la hospitalidad de Orunmila, ella confió aún más y le reveló los detalles de la tarea que Dios le tenia reservada. Ella le aconsejó que solicitara tres favores especiales de Dios además de cualquier instrumento que él pudiera recolectar de la cámara interior de Dios para su misión. El debía solicitar el Camaleón (Alagemo en Yoruba), la gallina multicolor de la casa de Dios y el bolso especial de Dios (Akpominiyekun en Yoruba).

Más adelante veremos la significación de estas solicitudes especiales En una confidencia final, Arugba le dijo a Orunmila que si él así lo deseaba también podía persuadir a Dios para que la dejara a ella acompañarlo en su misión. Con estos consejos, Arugba partió de regreso habiendo cumplido con su tarea.

A la mañana siguiente, las divinidades se presentaron una tras otra en el Palacio Divino de Dios, Tan pronto como llegaron, Dios les ordenó a cada una que salieran de viaje hacia la Tierra sin regresar a sus respectivos hogares, a medida que llegaban recibían las órdenes de partida. Las primeras divinidades en llegar a la tierra descubrieron que no había lugar para caminar. Todo el lugar aún estaba lleno de agua. Sólo había una palma que se erguía en medio del agua con sus raíces en el cielo, la cual era la puerta del cielo. Al entrar. no tenían donde albergarse que no fuera en las ramas de la Palma. Ciertamente, fueron tiempos muy difíciles.

Antes de abandonar el cielo, cada una de las divinidades recolectó de la Cámara interior de Dios todos los materiales e instrumentos de su elección. Son los mismos instrumentos que se usan en los cultos de cada divinidad y que son necesarios para las iniciaciones hasta el día de hoy.

Cuando Orunmila llegó al Palacio de Dios, ya los demás se habían ido. Al presentarse ante el Padre Todopoderoso, él también recibió la orden de partida de manera que pudiera continuar viaje de inmediato hacia la Tierra. Al igual que a los demás, se le dijo que recolectara cuales quiera instrumentos que encontrara en la Cámara interior. No obstante, todos los instrumentos ya habían sido recolectados por los otros y, como sólo quedaba una concha de caracol vacía, no tuvo más remedio que tomarlo Entonces apeló a Dios alegando que como no había nada para él en la Cámara interior, a él se le debía dar:

a) El Camaleón, la más antigua criatura en la casa de Dios, para que lo aconsejara acerca de cómo enfrentar los problemas de la dentición en la morada terrestre.

b) El beneficio de ir a la tierra acompañado por la gallina multicolor de 5 dedos de la casa divina de Dios.

c) El bolso Divino del Padre Todopoderoso, para guardar las cosas que debía llevar.

d) El privilegio de viajar a la Tierra con Arugba, para que les recordara a ellos las reglas del Cielo.

Sus cuatro deseos le fueron concedidos. A la hora de partir, tomó cuatro plantas diferentes las cuales son utilizadas por los sacerdotes de Ifa para todos sus preparados hasta este día. También obtuvo una muestra de todas las plantas y animales que estuvieron a su alcance.

Todo lo recolectado lo guardó dentro del bolso que Dios le dio. El Bolso Divino tenia la misteriosa capacidad de adaptarse a cualquier cosa sin importar el tamaño que tuviera y también de producir cualquier cosa que se le pidiera.

Cuando Orunmila llegó a la puerta que daba a la Tierra, se encontró con todas las otras divinidades colgando de las ramas de la palma. A él no le quedó más remedio que unirse a ellas.

Después que Orunmila estuvo un tiempo sentado o parado en las ramas de la palma, Arugba le aconsejó desde dentro del bolso donde se hallaba, que pusiera la boca de la concha de caracol hacia abajo en el agua ya que ésta contenía el polvo de los cimientos de la Tierra que se convertiría en terreno firme para caminar. Orunmila, quien había tomado la concha de caracol vacía de la Cámara interior de Dios, no sabía lo que ésta contenía. También es obvio que él sólo encontró la concha vacía del caracol en la Cámara interior de Dios porque todos los otros la habían ignorado. Ninguno de ellos, con excepción de Arugba, sabía que ahí se encontraba el Secreto de la Tierra.

Cuando Orunmila puso la concha de caracol boca abajo, el escaso contenido arenoso cayó al agua y ésta comenzó a hacer burbujas. En muy poco tiempo se comenzaron a apilar montones de arena alrededor del pie de la palma. Después que varios montones se formaron, Arugba nuevamente le habló a Orunmila desde dentro del bolso, esta vez aconsejándole que dejara caer a la gallina en los montones de arena. A medida que la gallina dispersaba las lomas, el área de terreno comenzó a extenderse, Esta es la misma operación que la gallina aún realiza hasta este día. Dondequiera que la gallina se halle, a ella se le verá utilizando sus patas para dispersar la arena del terreno.

Después que los terrenos se hubieron extendido en una gran área, las otras divinidades quienes ahora se hallaban asombradas por la conducta misteriosa de Orunmila, le ordenaron que bajara y caminaría sobre el terreno para verificar si éste podía soportar su peso.

Una vez más, Arugba le aconsejó a Orunmila desde dentro del bolso que dejara caer al Camaleón para que éste fuera el primero en caminar sobre el terreno, El Camaleón caminó dando pasos furtivos, por miedo a que el terreno se hundiera bajo sus pies. Pero el terreno resistió y ese es el mismo proceso de caminar con cautela al cual el Camaleón se acostumbró hasta el día de hoy. Es por esto que el Camaleón pisa suavemente sobre el terreno.

Tan pronto como Orunmila estuvo seguro de que el terreno era lo suficientemente fuerte, bajó de la palma a la tierra y su primera tarea fue trasplantar los árboles que había traído del cielo.

Después de esto, todas las otras divinidades bajaron a la Tierra una tras otra.

Esta es la razón por la cual la palma, que es la primera creación que tenía sus raíces en el cielo, es respetada por todas las divinidades. Esta es la raíz de su genealogía. Todas las divinidades se dispersaron partiendo de la palma para establecer sus diferentes moradas en distintas partes de la Tierra.

Orunmila, siendo la más joven de todas las divinidades, se quedó y sirvió a Ogun, Chango, Olokun, Eziza, etc. En el curso de su servidumbre, una de las divinidades le cogió a Arugba. Fue así como se vio privado de su consejera principal y confidente. Es significativo a estas alturas mencionar que el proceso de iniciación en la religión de Ifa de Orunmila es una tentativa de conmemorar este proceso de abandonar el cielo y venir al mundo a establecerse a través de la palma.

A la mujer que lleva los Inquines sobre su cabeza al Igbodu se le llama Arugba.

En vista del hecho de que Orunmila nunca se casó con Arugba, no es aconsejable igualmente que cualquier iniciado en Ifa se case con la mujer que le siguió a su Igbodu. Por la misma razón, no es aconsejable utilizar a la esposa de uno para la ceremonia, no sea que ésta seguramente termine seducida en algún momento después de la ceremonia ya sea por la muerte o por otros.

La presencia de Arugba como única mujer en los alrededores creó una serie de problemas a las divinidades. Una tras otra lucharon para retenerla. La lucha por Arugba muy pronto puso de manifiesto lo peor de las divinidades. Las más feroces, a saber, Chango, Sankpana, Ogun, etc., lucharon entre sí con todas las armas a su disposición. Había una confusión total qué condujo a una amargura entre ellas. Esta vez, Orunmila fue el primero en regresar al cielo para informar a Dios. El papel de guardián desempeñado por Arugba ya no estaba al alcance de las divinidades porque a ella se le había privado de la compañía de Orunmila con quien había venido al mundo.

Todas las divinidades se habían establecido con los instrumentos que habían obtenido de la Cámara interior de Dios. Por su parte, Orunmila había perdido el uso de todas sus cosas las que el había traído incluyendo el Bolso Divino el cual, sin el consejo de Arugba, no sabía cómo utilizar. Después de vivir una vida de privaciones y penurias, decidió regresar al cielo para preguntarte a Dios por qué la vida en la Tierra era tan dolorosamente diferente de la vida en el cielo. Incluso las cuatro plantas que trajo del cielo no lo ayudaron, aunque éstas son las que se utilizan durante las iniciaciones de Ifa hasta este día al igual que se emplean en cualquier preparado medicinal hecho por Orunmila.

Cuando llegó el momento para Orunmila de regresar al cielo, él fue al Pie de la palma y trepó hasta sus ramas. Desde ahí se transfiguró en cielo. De regresó en el cielo, fue una de las pocas divinidades que vieron el final de la existencia física de Dios. El Dios Todopoderoso, de quien se sabía que nunca perdía la paciencia, se encontraba obviamente disgustado, al ver a Orunmila.

Este se disculpó ante Dios por presenciar los restos de sus corporeidad, del cuello para arriba, pero explicó las dificultades que había experimentado en la Tierra de manos de sus divinidades hermanas. Se lamentó que, sorprendentemente, las reglas del Cielo no estaban siendo respetadas en la Tierra.

Después de oír el informe de Orunmila, Dios lo autorizó a permanecer por breve tiempo en el Cielo pero envió a Obstáculo, las más poderosa de todas las divinidades (Elenini en Yoruba) para que fuera y verificara el informe de Orunmila. Cuando Elenini llegó a la Tierra, observó de cerca el comportamiento de las divinidades restantes. No sólo estaba satisfecha por lo exacto del relato de Orunmila sino que temió que con la privación prevaleciente en la Tierra las divinidades terminarían en guerra unas contra las otras.